COMUNICADO DE PRENSA

Chilpancingo, Guerrero, 23 de mayo de 2018

A LA OPINIÓN PÚBLICA,
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Con relación a la manifestación pública realizada en esta capital el día de ayer 22 de mayo del año en curso, por un grupo de comunicadores para condenar las agresiones ocurridas en contra de algunos periodistas en esta Entidad.

Me manifiesto solidaria con los profesionales de la comunicación que han sido víctimas de algún delito, siempre dispuesta a investigar y a ejercitar la acción penal ante las instancias judiciales y que no quede impune el agravio cometido.

Por ello, siempre que he conocido de cualquier hecho que constituye un delito y relacionado con su función, de inmediato me he puesto en contacto con quien ha manifestado y solicitado mi actuación.

Respeto la opinión a poner en duda mi capacitación en el nuevo sistema de Justicia penal y la falta de exámenes de control y confianza, sin embargo, me permito señalar que, la suscrita se encuentra inscrita en el Registro Nacional del Personal de Seguridad Pública.

Mi ejercicio profesional de licenciada en derecho la he desempeñado durante 24 años como servidora pública, asumiendo diversos cargos en los que he dado cumplimiento a los requisitos señalados por la Ley. Mi actuar lo he forjado bajo los principios de legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad, eficiencia y respeto a los derechos humanos.

No siendo la excepción en esta nueva encomienda de Fiscal Especial para la investigación de delitos cometidos en agravio a personas defensoras de derechos humanos y periodistas, ya que obtuve cédula para ejercer la profesión de Licenciatura en Derecho, con conocimientos en el nuevo Sistema de Justicia Penal y aprobar los exámenes de control y confianza.

Atentamente.
Rigoberta Román Orea.
Fiscalía Especial para la Investigación de los Delitos cometidos en contra de las Personas que Realizan Labores Periodísticas, Defensoras de Derechos Humanos y que Atentan contra la Libertad de Expresión en el Estado.